Nacional, Tuesday 10 de December de 2019

En la asunción del presidente argentino Alberto Fernández, su vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner evitó mirar a la cara al presidente saliente, Mauricio Macri.

La ceremonia comenzó poco antes del mediodía. En el Congreso argentino se realizaba el traspaso de mando de Mauricio Macri a Alberto Fernández. Entre los dos se habían sucedido varios gestos para una transición madura pero hoy se esperaba el encuentro con Cristina Kirchner.

Fue un momento tenso y frío. En los parlantes se escuchó que ingresaba al recinto el presidente saliente Mauricio Macri. El expresidente saludó a su sucesor, Alberto Fernández y luego fue el turno de la expresidenta Cristina Kirchner. La flamante vicepresidenta ni lo miró. El instante fue registrado en los medios de comunicación y redes sociales y amplificado a todo el mundo.

 "Sus gestos faciales y corporales demostraron, en varias ocasiones, lo que parecía ser rechazo, de parte de la expresidenta, a quien gobernó durante los últimos cuatro años" dice la crónica de La Nación. Macri y Cristina tuvieron varios enfrentamientos durante los últimos cuatro años de gobierno. La expresidenta no participó de la ceremonia de transición cuando le tocó asumir a Macri como presidente de los argentinos ni le colocó la banda presidencial.