Riachuelo, Wednesday 4 de March de 2020
 

En la mañana de este lunes 2 ingresó al Concejo Deliberante un proyecto presentado por el Partido Nuevo para la Creación de una Línea de Transporte Urbano Fluvial Interjusrisdiccional de pasajeros entre las localidades de Corrientes-Riachuelo, abarcando Barranqueras y otros puertos aledaños

El proyecto fue presentado por el Concejal capitalino Esteban Horacio Ibáñez (PANU), con el número de Expediente C40/20, y tendrá su tratamiento en el recinto en las primeras sesiones del Cuerpo.

Ibáñez busca interesar no sólo a sus pares, sino que también el proyecto fue remitido a los municipios de Riachuelo y Barranqueras (Chaco), al Gobierno Provincial, a la Federación Económica de Corrientes y a otros organismos pertinentes al mismo para su estudio y acompañamiento.

El proyecto de creación de una flota fluvial denominada “Transporte Fluvial Regional Correntino”, entre las ciudades de Corrientes-Riachuelo, como terminales, incorporaría a otras localidades aledañas como Barranqueras y otros puntos cercanos, como un sistema de lanchas colectivos, que permita a la vez por un módico boleto, el transporte de mercaderías, e incluso motos y bicicletas, para facilitar el traslado de los habitantes ribereños desde y hacia el centro de la ciudad sin tener que utilizar las rutas y avenidas, últimamente muy congestionadas y por ende, cada vez más peligrosas.

Así, la línea de transporte fluvial que pretende el edil nuevista apunta al Río Paraná que baña nuestras costas a fin de  “darle un mayor uso como vía de comunicación, uniendo pueblos, dándole conectividad a sus habitantes, contribuyendo así a descongestionar las vías terrestres, rutas, avenidas y calles, que con el tránsito automotor generan polución, contaminación acústica, visual y ecológica, con el alto costo de vidas humanas, tiempo útil y dinero perdido”, dice entre los argumentos que sostienen el proyecto.

Además pretende “interesar al empresariado del rubro sobre la explotación comercial del transporte de pasajeros, y de lo que representa esta oportunidad de desarrollo económico, buscando inversiones a nivel local, nacional e internacional, existiendo antecedentes de sistemas similares en el Río de la Plata, como la línea fluvial Tigre - Puerto de Buenos Aires, en el Delta del Paraná, en el eje Rosario-San Lorenzo, y el servicio interprovincial que une las ciudades de Goya y Reconquista (Santa Fe), además del uso de embarcaciones de poco porte entre localidades ribereñas de nuestros ríos de la región”.

Sostiene Ibáñez que las ventajas que cuenta la ciudad para imponer este sistema es la existencia de “un parque náutico ocioso en varias localidades, además de suficientes astilleros que podrían nutrir de embarcaciones y material flotante a la navegación de este tipo”. Además de “contar con la natural constitución de nuestras costas, de suficiente profundidad para la navegación de bajo calado, y con los puertos naturales y artificiales que se hallan en pleno funcionamiento para el uso de la actividad náutica como la pesca, el entretenimiento y paseos, con suficientes bajadas de lanchas, atracaderos y muelles que a lo largo de la costa se suceden con naturalidad”.

El concejal naranja estima que “necesario articular un Proyecto consensuado, de factibilidad técnica, junto al de impacto ecológico y ambiental, que permita avanzar sobre la propuesta y cristalizarla, pero para ello es necesario comenzar a legislar sobre la materia de este tipo de transporte, interesar a las partes que puedan involucrarse, y articular a través de los órganos municipales, provinciales y nacionales un proyecto único”, tarea que comienza con la Declaración de Interés en los respectivos ámbitos legislativos y gubernamentales.

“El transporte urbano fluvial no es ninguna novedad. Lo usan en Italia, en Venecia por ejemplo donde es famoso el “vaporetto”, y entre ciudades de los ríos europeos alemanes, españoles, noruegos, rusos, y del centro este de Europa, ejemplifica. En Estados Unidos es común, al igual que en Brasil. En Argentina tenemos el ejemplo del Tigre, de Rosario y más cerca nuestro, en Goya con Reconquista (Sta. Fe) o las lanchas que unen puertos argentinos con el Paraguay o el Brasil”.

“¿Porqué en Corrientes no puede ser posible?”, sólo si no tuviéramos visión de futuro, un proyecto así no podría ser llevado a cabo”. argumentó Ibáñez.